Reseña Histórica

Por el Prof. Pedro Ignacio Rosell Vera, en el 30º aniversario de ASAERCA:

Empezaré por reflexionar un momento, sobre la impresión gratísima de encontrar a muchos amigos y colegas y colaboradores y si tenía alguna pequeña duda, el aporte de las palabras escuchadas de las personas que me han precedido, me hace sentir que no voy a mentir en lo poco que pueda decir o agregar a la percepción de la significación de nuestro Trigésimo Aniversario como entidad.

Al darnos vuelta, reclamados por el tirón nostálgico de alguna fecha o aniversario significativo, ya sea de nuestra iconografía personal o colectiva, es frecuente registrar una sensación como de sobresalto ante el horizonte vital retrospectivo que nos instala, casi nos fotografía, en el presente inmediato y nos invita a contabilizar y aun a reevaluar trayectorias y también perspectivas.

Tal es la circunstancia que hoy nos atañe y reúne a un buen número de compañeros y colegas, amigos, al contemplar esa suma de 30 años de motivación, cohesión y vocaciones aunadas por la realización y proyección de ASAERCA.

Las naturales disidencias y disensos experimentados en el devenir de elucubraciones y decisiones constituyen el mejor testimonio de autenticidad y acierto en la interpretación y cumplimiento del cometido institucional y profesional. Ello representa a la vez, el homenaje más efectivo a la memoria del promotor de la creación de la entidad y a su concepción clarividente de sus fines, el Dr. Julio Bernaldo de Quirós quien ya había definido su intención esencial y específica en el orden humano y científico con la fundación de ASALFA, la hermana mayor de nuestra ASAERCA, que estaba destinada al estudio, investigación y perfeccionamiento de cuanto concierne a las personas afectadas por la discapacidad auditiva en nuestro medio nacional.

Las Jornadas Argentinas de Tiflología, empleemos el término sin temor, que ASAERCA patrocina, orienta y programa cada dos años, en estrecha colaboración con los respectivos comités organizadores de las sedes provinciales, constituyen de hecho, la finalidad prioritaria de nuestra gestión institucional. A través de las quince Jornadas llevadas a cabo hasta el presente se ha demostrado la necesidad del cumplimiento efectivo de los objetivos propuestos mediante la concurrencia consecuente de los docentes especializados del área de la discapacidad visual, así como de docentes y profesionales de otras áreas, expertos y estudiantes de los campos respectivas. Es de destacar igualmente, la participación de distinguidos representantes de países iberoamericanos. Del mismo modo, debemos señalar la riqueza y calidad de las aportaciones y deliberaciones registradas en cada oportunidad por los colegas tanto locales como extranjeros, buscando y obteniendo las coincidencias y acuerdos alcanzados mediante el consejo y examen de experiencias y puntualizaciones objetivas sometidas a la consideración de comisiones y asambleas.

En definitiva, la exposición de experiencias, el grado de investigación y el nivel técnico puestos de manifiesto en todas y cada una de nuestras Jornadas es el mejor aliciente para perseverar y continuar progresando, si ello cabe todavía, en próximas ocasiones.

Es digno de ponerse de relieve el grado de cooperación solidaria, ofrecido tanto en el marco de lo profesional como en el de lo meramente físico y económico de autoridades oficiales y privadas, siempre naturalmente, en la medida de cada una de las sedes. Es de esperar que tales antecedentes sirvan además, para estimular la concurrencia y aporte de un nuevo y mayor número de colegas y vocacionales en futuras jornadas.

No podemos dejar de expresar aquí nuestro más efusivo reconocimiento a la oportuna y valiosa cooperación allegada a nuestros empeños y realizaciones de la Organización Nacional de Ciegos Españoles - ONCE, como de la Unión Latinoamericana de Ciegos - ULAC, cada vez que les fueron planteados nuestros propósitos y necesidades, en modo particular, en cuanto ha tenido que ver con la publicación de conclusiones, recomendaciones y ponencias surgidas de nuestras Jornadas, de los encuentros regionales y de especialidades, tanto como las reuniones científicas que alimentan nuevos enfoques, nuevas vocaciones y nuevos empeños entre nuestros asociados y agentes activos en la adyacencia de la discapacidad visual y los diferentes capítulos de su desenvolvimiento y perspectivas.

Es indiscutible el efecto constructivo del lógico intercambio de vocaciones y experiencias. El perfeccionamiento de métodos y procedimientos, así como la necesaria purificación de criterios emergentes de los planteos y debates suscitados, como la búsqueda en otros planos de la convivencia y la indisimulable contienda humana.

En síntesis, y a la vista de las conclusiones de las Jornadas Argentinas de Tiflología, de los encuentros por especialidad y las reuniones científicas, apuntalemos sus objetivos más salientes. Perdón si esta enumeración y reiteración se vuelve un poco abrumadora, pero vale para la evocación.

 

* Orientaciones básicas para la formación de maestros;
* Ingreso de personas ciegas a la docencia;
* Asesoramiento a profesionales;
* Preparación de material didáctico;
* Acumulación e inventario de datos;
* Inclusión de la educación a distancia en el abordaje de la discapacidad visual;
* La rehabilitación de jóvenes y adultos sobre la base de los recursos disponibles en cada comunidad;
* Educación integrada;
* Reevaluación de la música como salida laboral y profesional para las personas ciegas;
* Promoción de la estimulación visual;
* Promoción de la rehabilitación visual;
* Promoción de la estimulación temprana;
* Revaloración de la lectoescritura braille y de su significación;
* Promoción de la integración de las personas con discapacidad visual en las escuelas agrarias y la actividad rural;
* Apoyo a la prevención de la ceguera;
* Apoyo a la necesidad de destacar y desarrollar los estudios y el asesoramiento genético en relación con la discapacidad visual y el multidéficit;
* Elaboración de programas para la promoción de la mujer ciega y de la tercera edad;
* Abordaje de la sordoceguera y el multidéficit;
* Incorporación de la informática al desenvolvimiento general de las personas discapacitadas visuales;
* Estudio e investigación sostenida de las técnicas de orientación y movilidad y de las diferentes etapas de la rehabilitación de los discapacitados visuales;
* Esclarecimiento y promoción de los derechos humanos por las las personas carentes de visión y con ellas.

Podemos decir en nombre de ASAERCA que se ha logrado una vez más la identificación de los ideales con la acción consecuente y posible en la ejecución paulatina pero certera de nuestras aspiraciones y vocaciones y de los profesionales allegados con la ilusión y aun la convicción, de haber obtenido la prosecución y consecución de los sueños realizados.